COMUNICACIóN, ENTRETENIMIENTO, TELEVISIóN

Adam Savage, cazador de mitos y un personaje clave en la divulgación científica

Adam Savage, cazador de mitos y un personaje clave en la divulgación científica

Por Zuberoa Marcos | Maruxa Ruiz del Árbol | 29-11-2016

Adam Savage

Adam Savage

Copresentador de 'Cazadores de mitos' y presentador de 'Tested.com'

Desde 1985 los premios Darwin otorgan un homenaje póstumo a aquellos seres humanos que, por su ineptitud, cortan de raíz la posibilidad de transmitir sus genes a las futuras generaciones. O, dicho de una forma más directa, dan un galardón a los que mueren de forma estúpida. Entre los premiados -a pesar de lo luctuoso de las situaciones- hay ejemplos de una jocosidad extrema, como el cámara de televisión que se tiró de un helicóptero para grabar una acrobacia en paracaídas… sin ponerse paracaídas, o el del vendedor que falleció después de estamparse contra una ventana para demostrar que el cristal era irrompible. Durante 14 años  Adam Savage y Jamie Hyneman han opositado al premio Darwin colocándose en las situaciones más comprometidas que puedan imaginarse. Juntos han hecho explotar un camión de cemento, conducido una motocicleta sobre el agua, colocado cohetes en un coche y puesto ratones en el camino de elefantes para demostrar si es cierto o no que les tienen miedo. Y juntos también han grabado 282 episodios de uno de los programas de televisión más populares en todo el mundo: Los cazadores de mitos.

Mezcla de show televisivo y ejercicio de ciencia escolar a lo bestia, el programa -que emitió su episodio final en marzo de este año- consistía en probar la veracidad o falsedad de distintas leyendas urbanas aplicando el método científico. Si la prueba incluía explosiones, choques, incendios o carreras, mejor. Todo por el show… aunque advirtiendo previamente del peligro: “bajo ninguna circunstancia, intentéis hacer esto en casa”, anunciaban Savage y Hyneman al comienzo de cada programa. La cercanía de ambos al Darwin quedó demostrada cuando fueron invitados a interpretar un papel en la película Muertes de risa, basada en las historias de los famosos premios.

Savage, como Hyneman, no llegó al programa por sus conocimientos tecnológicos, sino por su habilidad para construir cosas forjada en equipos de efectos especiales del cine. Desde el taller donde sigue construyendo cualquier idea que se le pase por la imaginación -su “cueva” como él la denomina-, afirma que él era “un friki de la ciencia cuando llegué al programa, pero me convertí en un verdadero científico”. Y es posible que, además, ayudara a despertar -a trancazos y con el sentido del humor como mejor herramienta- muchas vocaciones en los niños que crecieron viéndoles jugar con materias químicas, motores, engendros mecánicos y placas base. Savage considera que actualmente se vive el mejor momento de la historia para aquellos que quieran hacer cosas, las que sean, gracias a Internet. “No hay una sola habilidad en el mundo acerca de la cual no puedas encontrar a alguien en YouTube que te cuente cómo hacerlo”, asegura. Él mismo tiene un canal que cuenta con más de dos millones de suscriptores, en el que enseña cómo construir cualquier objeto: desde un traje de astronauta a un disfraz de oso o una casa en un árbol. En realidad todo lo que se le pase por la imaginación, porque contrariamente a la idea aburrida y gris que muchos tienen sobre los científicos, Savage asegura haber descubierto que “la ciencia consiste en un profundo esfuerzo creativo”.

Edición: Maruxa Ruiz del Árbol | David Castañón
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
ADAM SAVAGE
00:30
Hola, soy Adam Savage de Cazadores de mitos, editor jefe de Tested punto com y creador desde siempre.
Me veía a mí mismo como un friki de la ciencia cuando empecé Cazadores de mitos, pero el programa me convirtió en científico.
No intente hacer esto en casa bajo ninguna circunstancia. Podrías llamarnos  expertos, nos ganamos la vida con esto.
ADAM SAVAGE
01:16
Creo uno de los errores culturales que cometemos es pensar en la ciencia como lo contrario al arte. Y decimos: “Bueno, es tanto ciencia como arte”. Pero dibujamos una línea, y ponemos la ciencia en un lado y el arte, en el otro. Y un científico no hace esa distinción. Básicamente, lo que dice un científico es: “¿Está esta historia completa?”. Y si no está completa, ¿cómo relleno los huecos? Y los relleno con hipótesis, experimentos y los datos que obtengo de los experimentos. Mientras hacíamos Cazadores de mitos, aprendí que la ciencia es muy creativa a la hora de pensar las hipótesis y la metodología de los experimentos. No son cosas sencillas de hacer.
¿Qué dices, Neil? Sí que fuimos a la Luna. Lo sé, pero para poder demostrarlo tenemos que hacer algunas fotos, fotos muy precisas, y para ello voy a hacerte una casa y una nave. De acuerdo.
ADAM SAVAGE
02:34
En Cazadores de mitos, éramos nosotros los que decidíamos el contenido y lo decidíamos según lo que nos interesaba. Si discutíamos sobre cuál era el principal problema, entonces usábamos ambas perspectivas y hacíamos el experimento de dos formas diferentes. Y eso significa que las historias que contábamos eran honestas. Si de repente llegábamos a un resultado que no esperábamos y teníamos que cambiar localizaciones al día siguiente, lo hacíamos. Y eso también implicaba que el equipo de cámaras no estuviera del todo preparado, por lo que la imagen puede que tuviera menor calidad. Pero la gente podía verlo, podía ver cuando algo auténtico estaba ocurriendo.
Voy a poner un poco de pegamento dentro y un poco por fuera. Bien. Perfecto. Está guay, ¿no?
Ok, ¡salgamos a vivir aventuras!
ADAM SAVAGE
03:31
Creo que nunca ha habido una época mejor para ser inventor, por lo que es posible, por los vídeos que hace la gente para enseñar diferentes cosas en Youtube o Vimeo, y también por las diferentes comunidades de gente que puedes encontrar y que hacen lo mismo que tú. Eso es algo que adoro: utilizar la web como un recurso de investigación, como herramienta de colaboración, como un sitio para encargar trabajos a otras personas o como un escaparate para mostrar tanto el proceso como el trabajo. Y la gente quiere ver más el proceso. Es genial. No hay ni una habilidad en el mundo de la que no encuentres un vídeo en Youtube con alguien explicando cómo se hace.
ADAM SAVAGE
04:13
Hablo de los talleres y de lo que revelan de la gente. Cada taller es una muestra de la filosofía de la persona que ha creado ese taller. Qué herramientas son importantes, qué formas de llegar hasta las herramientas son importantes.

Toda mi vida está aquí. Aquí está lo primero que hice en una clase de manualidades cuando tenía doce o trece años.
ADAM SAVAGE
04:39
Hay muchas cosas aquí dentro que tardé muchos años en terminar. Esto de aquí es una de las pistolas ZF1 de El quinto elemento. Pasé diez años investigando.
Periodista - ¿Diez años para eso?
Bueno, no fueron diez años solo creando esta pistola de aquí, hice tres o cuatro en todo ese tiempo hasta llegar a esta que es muy, muy precisa.
ADAM SAVAGE
05:02
Esta es la silla del capitán de Star Trek. Compré una en eBay, pero era muy mala y me enfadé. Así que fabriqué una yo mismo.
            Scotty- ¡Error, Error!
             Se puede hablar con Scotty, incluí noventa frases aleatorias de Scotty. Eh, Scotty, ¿nos preparas unos bocatas?
Scotty- El motor de curvatura es una auténtica bazofia
Te lo agradezco Scotty, pero solo quiero un par de bocatas. ¿Nos los podrías traer?
Scotty  - Sería un placer
Tráeme un bocadillo.
Scotty -  El motor de curvatura es una auténtica bazofia
Bueno, no parece estar muy receptivo hoy. Sí, me encanta esta silla.
ADAM SAVAGE
05:40
Esto son ocho compuertas lógicas. Esto es un byte.
Periodista: ¿Un byte?
Sí, un byte. Un kilobyte son mil de estos. Un megabyte son un millón. Un gigabyte son mil millones. Esto es un byte de mil novecientos cincuenta y siete de la serie de ordenadores setecientos tres de IBM. Esto fue un gran avance en memoria informática porque este pequeño interruptor permitía reparar la memoria del ordenador de byte en byte, en lugar de de bit en bit. Y si quisiéramos crear un iPhone de los de ahora con esta tecnología, el teléfono tendría un tamaño de unos tres kilómetros cúbicos y medio.
ADAM SAVAGE
06:26
Siempre sueño con tener setenta u ochenta años y trabajar en un museo simplemente haciendo maquetas de barcos para ellos, alguna exposición para la NASA o algo así. Por supuesto. Me entusiasma pensar en seguir creando cosas el resto de mi vida.