CREATIVIDAD, OCIO DIGITAL, TECNOLOGíA

Así crea sus obras Daito Manabe, el artista digital más importante de nuestro tiempo

Así crea sus obras Daito Manabe, el artista digital más importante de nuestro tiempo

Por Iván F. Lobo | 17-04-2016

Daito Manabe

Daito Manabe

Artista digital, programador, diseñador y DJ

El pasado mes de marzo los visitantes del Museo del muelle Branly de París coincidieron con un peculiar personaje paseando por la galería. Respondía al nombre de Berenson y se ocupaba de juzgar, como un experto, las obras expuestas. La peculiaridad de este crítico era que sus juicios no provenían de la reflexión, sino de la acumulación de datos registrados en base a las reacciones de quienes observaban las esculturas y pinturas. Y también que Berenson es un robot. Una máquina programada para evaluar las obras de arte realizadas por seres humanos. Lo que no sabemos todavía es si Berenson sería magnánimo en sus críticas si, a la hora de juzgar, se enfrentara a una creación de un igual. Ese será el siguiente paso y, según Daito Manabe, uno de los artistas digitales más reconocidos del mundo, no queda mucho para ello: “la inteligencia artificial ha empezado a imitar lo que hacemos las personas, como reconocer las letras, la posición de las caras o el contenido de las fotografías. Ya están generando creaciones muy características de ellos, cosas que no se nos ocurren a las personas”.

Afirmaba Pablo Picasso, pintor genial y perspicaz creador de aforismos, que “el artista es un receptáculo de emociones que vienen de cualquier sitio: del cielo, de la tierra, de un pedazo de papel, de una sombra pasajera o de una telaraña”. Manabe -compositor, diseñador, programador y DJ- sigue la máxima de Picasso hasta las últimas consecuencias. Él mismo describe su trabajo como una reinterpretación de fenómenos o temas familiares aplicando puntos de vista diferentes de los habituales, y buscando siempre interacciones entre el hombre y las máquinas. Esto le ha llevado a experimentos tan peculiares como transformar rostros humanos en cajas de ritmo, usar calzado deportivo como mezclador de audio o diseñar shows interactivos en los que se entrelazan el videomapping con la danza contemporanea.

Manabe desarrolla distintos proyectos educativos junto con el MIT Media Lab en Estados Unidos y A Fabrica de Benetton en Italia, dos de los centros más importantes del mundo en la vanguardia creativa. Vanguardia en la que el japonés ocupa un lugar privilegiado, especialmente en cuanto al uso de las tecnologías “de una manera que nadie había hecho nunca o que aún estaba sin empezar”, como él mismo afirma. Una exploración que le lleva a confiar en que nos espera “un gran escenario artístico en el futuro”.

Texto: José L. Álvarez Cedena