COMUNICACIóN, SOFTWARE, TECNOLOGíA

Bots, la inteligencia artificial con la que conversaremos

Bots, la inteligencia artificial con la que conversaremos

Por Zuberoa Campos | Juanlu Ocampos | 25-10-2016

Lili Cheng

Lili Cheng

Manager en FUSE Labs, Microsoft

Un artículo del Washington Post del pasado mes de abril anunciaba que un nuevo perfil laboral se estaba abriendo paso, poco a poco pero de forma imparable, entre los ingenieros, diseñadores y desarrolladores de Silicon Valley. En un terreno dominado claramente por las carreras técnicas, los poetas y guionistas estaban encontrando su hueco. No se trata, obviamente, de que los nuevos lenguajes de programación hayan sustituido el binario por endecasílabos con rima consonante, sino de la necesidad de dotar de alma a los numerosos bots que deben simular un comportamiento humano para relacionarse con los usuarios. Para entendernos, de conseguir que Siri, Alexa y Cortana, se expresen como personas y no como surtidores de gasolina.

Los bots (aféresis de robot) son programas informáticos capaces de realizar algunas acciones como abrir cuentas de correo electrónico, comprobar enlaces defectuosos o corregir errores ortográficos, pero también atacar servidores de forma masiva o enviar spam. Su existencia no es nueva y se calcula que representan más del 50% del tráfico de Internet. Sin embargo, estos bots -más o menos complejos, más o menos mecánicos en cuanto a la asignación de funciones- están experimentando un gran desarrollo gracias al crecimiento de la Inteligencia Artificial y a la proliferación de aplicaciones móviles. Para Lili Cheng, directora de FUSE (Future Social Experiences) Labs en Microsoft, “lo bueno de los chatbots es que están diseñados para interactuar contigo y conversar de una manera muy natural con las personas. Ha habido un bum de gente que se interesa por la conversación, por esa idea de hablar con una máquina”. En realidad, se trata de una evolución lógica en el modo de relacionarnos con los ordenadores: hemos pasado de complejos comandos en un lenguaje que sólo unos especialistas entendían, a entornos gráficos y órdenes sencillas de aplicar por todo el mundo. El siguiente escalón tiene que ser relacionarnos con las aplicaciones y sistemas operativos a través nuestra forma de comunicación más universal, la que primero incorporamos los humanos: la palabra hablada.

Las grandes empresas tecnológicas como la propia Microsoft, Google, Facebook o Apple están invirtiendo recursos e investigadores para desarrollar bots cada vez más complejos, por lo que el crecimiento de estos conversadores virtuales será exponencial. “Normalmente los sistemas son muy impersonales”, reconoce Cheng, “y todavía nos queda mucho camino para lograr que el sistema responda como una persona”. El día en que ese objetivo se haga realidad, la idea que Spike Jonze desarrolló en su película Her (el amor entre un hombre y un sistema operativo) estará un poco más cerca.

Entrevista: Zuberoa Campos
Edición: Juanlu Ocampos | Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
LILI CHENG
00:23
¿Qué es un bot? Yo creo que en cierto modo, los bots llevan mucho tiempo entre nosotros. Pero para mí, lo bueno de los bots es que estén diseñados para interactuar contigo y conversar de una manera muy natural para las personas.

Ha habido un boom de gente que se interesa por la conversación, por esa idea de hablar con una máquina. Ya estamos viendo cómo la gente utiliza estos sistemas, hay cosas que ya hacemos hoy en día…
LILI CHENG
01:01
“Odio llamar a una operadora para pedir ayuda. ¿No podría mejorar el servicio técnico?”. “Ojalá tuviera un bot que me ayudara a programar reuniones y otras muchas cosas de las que prefiero desentenderme, que son un incordio”.

La gente pasa mucho tiempo en aplicaciones de chat hablando con otras personas. Probablemente, es en lo que más tiempo pasan delante del ordenador. Nuestra idea con los chat bots es coger todo lo que haces normalmente en una conversación y presentártelo de forma que puedas dialogar a solas con el bot o junto con amigos.
LILI CHENG
01:38
¿Y si el sistema comprende el diálogo, tu forma de hablar? ¿Y si el ordenador escucha y puede interactuar contigo? Lo que tiene la inteligencia artificial es que es personal, sabe si eres el tipo de persona al que le gusta interactuar con alguien que no conoce, o si quieres que el sistema te recuerde cosas, o si eres más de “cuando necesite ayuda, te la pediré”.

Normalmente, los sistemas son bastante impersonales, y todavía nos queda mucho camino hasta lograr que el sistema responda como una persona. Podemos mejorar a la hora de hacer que los sistemas sean capaces al menos de conversar contigo y reaccionar, y creo que para conseguirlo hay que aprender un poco más sobre el contexto de la conversación.
LILI CHENG
02:28
Nuestra forma de trabajar va a cambiar. Hoy en día, tener un sistema impulsado por inteligencia artificial que te ayude a hacer tu trabajo es algo muy novedoso que ya ha comenzado. Pero con el paso del tiempo, veremos que quizá los bots puedan realizar muchas de las tareas que tenemos que hacer cada día, y eso nos permita centrarnos en cosas más únicas, más singulares o más interesantes. Y creo que depende de nosotros diseñarlos de manera que pongamos al humano, a la persona en el centro, y que demos la capacidad a la gente de aprovechar al máximo su carrera profesional.