TECNOLOGíA

Carreras de drones: arranca la liga mundial del deporte del futuro

Carreras de drones: arranca la liga mundial del deporte del futuro

Por Zuberoa Marcos | 28-01-2016

Nicholas Horbaczweski

Nicholas Horbaczweski

CEO de la Liga de Carreras de Drones (DRL)

Drones como la última adquisición de la inteligencia militar. Drones que reparten medicinas en lugares poco accesibles. Drones entregando paquetes como sofisticado sistema de mensajería. Niños jugando con drones la mañana de reyes. Drones amenazadores y drones recreativos. Drones letales y drones solidarios. Estos pequeños robots voladores, que nos asombraron cuando los vimos por primera vez en los informativos de la televisión como una nueva arma inteligente, están ya por todas partes. Un informe publicado por MarketsandMarkets en octubre del pasado año pronosticaba que el mercado de los drones para uso comercial crecería en las próximas fechas hasta superar los cinco mil millones de dólares. Aunque proporcionalmente el uso militar de estos aparatos seguirá siendo predominante, su utilización civil en distintas áreas (agricultura, inmobiliaria o energética entre otras) crecerá al ritmo de un 19% hasta el 2020.

Si los datos demuestran la evidencia de que los drones han llegado para quedarse, era cuestión de tiempo que alguien encontrase la fórmula para convertirlos en un espectáculo de masas. Ese es el objetivo de Nicholas Horbaczewski, creador de la Drone Racing League, el primer campeonato del mundo de carreras de drones. En esta liga mundial que tendrá su primera cita en febrero compiten pilotos de Brasil, México, Canadá, Australia y Estados Unidos, a los que pronto se unirán más, puesto que los organizadores rastrean Internet buscando aficionados al vuelo que hayan subido vídeos mostrando sus habilidades. Uno de los mayores atractivos de las carreras de drones es que la versatilidad de estos aparatos les permite competir en escenarios muy diversos al aire libre o en interiores: desde grandes estadios deportivos a emblemáticos entornos urbanos o edificios industriales.

Horbaczewski está convencido de que el potencial de la Drone Racing League es comparable al de la Fórmula Uno. Y que su evolución tendrá, además, un impacto positivo en una tecnología aún incipiente llamada a ocupar un papel esencial en muy distintos campos. Horbaczewski recurre, de nuevo, a la comparación con el deporte automovilístico: “las carreras provocarán una evolución tecnológica. Es como en la Fórmula Uno. Muchos avances surgieron ahí porque eran necesario aguantar situaciones extremas y luego se aplicaban a los coches corrientes. Con las carreras de drones pasará lo mismo”.

Texto: J. L. Álvarez Cedena