ENTRETENIMIENTO, GAMING, OCIO DIGITAL, TECNOLOGíA

Cloud Gaming: las próximas consolas de videojuegos nos esperan en la nube

Cloud Gaming: las próximas consolas de videojuegos nos esperan en la nube

Por Iván F.Lobo | 10-07-2016

Phil Eisler

Phil Eisler

Manager Geral de GeoForce Now, Nvidia

Los locos de las modas vintage, los nostálgicos y todos los aficionados a videojuegos mayores de 40 años, recordarán sin duda el ordenador Sinclair ZX Spectrum, una máquina de 8 bits con la que los niños de los ochenta imaginaban emular a Batman, convertirse en Robocop e incluso investigar crímenes en una abadía como los religiosos que Umberto Eco inmortalizó en su obra “El nombre de la rosa”. Habrá quien incluso recuerde con cariño el ruidoso graznido que se prolongaba durante minutos y minutos cuando se cargaban los juegos en arcaicas cintas de casete. Sin aquel ordenador doméstico, con unos gráficos en los que los píxeles tenían el tamaño de lentejas, muchos no se habrían enamorado de las nuevas tecnologías. Al Spectrum hay que agradecerle toda una generación de pioneros informáticos y gamers.

Para alguien acostumbrado a consumir contenidos audiovisuales de forma inmediata a través de servicios de streaming -con Netflix o Spotify como modelos a la cabeza de esta fórmula- es inimaginable el engorro que suponía hace años sentarse pacientemente a esperar que un juego terminara de cargarse. La música, las series o las películas llegan ahora a los usuarios con sistemas de distribución más accesibles, multiplataforma y adecuados a los hábitos de consumo digitales. Tan sólo los videojuegos, por la complejidad técnica que conllevan y el gran esfuerzo que exige a una industria acostumbrada a moverse a golpe de innovación en sus aparatos (cada nueva generación de consolas es un hito en el mercado), se resistían a este cambio… hasta ahora.

Phil Eisler, directo general de GeForce (una división de NVIDIA, líder mundial en visualización digital), cree que el momento de que las consolas desaparezcan ya ha llegado: “lo que estamos haciendo en Cloud Gaming es coger la GPU, colocarla en un servidor en la nube y transmitir el juego por streaming como si estuvieras viendo una película en Netflix”. Las posibilidades que, según NVIDIA, ofrece este sistema son muchas: permitirá disfrutar de los títulos en cualquier dispositivo (ordenador, tablet, smartphone o smart TV) y guardar las partidas en la nube, habrá un catálogo siempre disponible sin necesidad de comprar los títulos, y evitará las actualizaciones, parches y configuraciones a las que obligan las consolas.

Eisler cree que sortearán las iniciales reticencias de los defensores de las consolas, puesto que hay un público muy amplio al que seducirán las ventajas del streaming: “por un lado la generación de los millenials”, jóvenes que ya han nacido en un mundo en el que los videojuegos están implantados y se manejan con naturalidad en entornos como Spotify o Netflix; y por el otro “lo que llamamos papás gamers, jugadores mayores de 34 años que tienen hijos y quieren compartir con ellos la experiencia de juego”.

Edición: J. Ocampos, D. Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena