DEPORTE, ENTRETENIMIENTO, GAMING, OCIO DIGITAL, TECNOLOGíA

Fútbol de salón: youtubers y jugadores profesionales que viven del FIFA

Fútbol de salón: youtubers y jugadores profesionales que viven del FIFA

Por José C. Rodríguez Mata | 18-07-2016

Peter Moore

Peter Moore

Responsable de eSports en Electronic Arts

Unos golpes de batería, una pocas notas de guitarra y la voz de Damon Albarn gritando en falsete “Uhhh Uhhh” era todo lo necesario para que los pulgares se pusieran en ebullición y sentir el deseo de ponerla como Beckham para que Raúl llegara al remate. Ambos futbolistas fueron portada del FIFA 98, cuya banda sonora (la canción “Song 2” de Blur) continúa unida a la emoción del fútbol desde entonces. Casi 20 años después aquella entrega, considerada una de las mejores de la historia, la serie de EA Sports no ha parado de crecer en calidad, gráficos, jugabilidad y licencias. La saga, que ha superado los mil millones de ventas y se ha convertido en un clásico de la simulación deportiva, es un fenómeno que trasciende el entorno de los videojuegos. Las competiciones de jugadores profesionales son seguidas por millones de espectadores a través de Twitch y YouTube se encuentra plagado de vídeos con tutoriales, comentarios y repeticiones de jugadas prodigiosas.

Peter Moore, director de la Competitive Gaming Division de EA Sports, es el máximo responsable de la organización de torneos y se ocupa también del seguimiento de los jugadores con más talento. En su opinión las sinergias entre el FIFA y el fútbol real crecerán cada vez más. De hecho, ya hay equipos profesionales como el Shalke 04 en la Bundesliga o el West Ham United de la Premiere League, que patrocinan gamers. Moore considera que el éxito del FIFA, incluso en países como Estados Unidos donde el “soccer” no es el deporte más popular, puede ayudar a que el fútbol continúe en su conquista del mercado global.

Apasionado de los deportes y de los videojuegos, Moore ha tenido la habilidad de moverse durante toda su vida profesional en ambos campos (ha ocupado cargos importantes en Reebok, Sega y Microsoft antes de su llegada a EA Sports en 2007). Seguidor incondicional del Liverpool, Moore cree que por fin los deportes electrónicos han dado el gran salto y están en condiciones de convertirse en un fenómeno de entretenimiento masivo. Y, para ello, no sólo hay que conseguir que en el nivel profesional aumenten los premios, los patrocinadores y las retransmisiones, sino también seducir al aficionado para que juegue más. La forma de lograrlo es desde la competición: FIFA quiere ser la versión digital de las ligas de barrio, del equipo de amigos que, fin de semana tras fin de semana, se juntan en el campo para emular (con mayor o menor fortuna) a las estrellas mundiales. Todos los que juegan al fútbol -por mal que lo hagan- saben que un domingo cualquiera pueden hacer una gambeta que les iguale a Neymar. Y eso les llevará a intentarlo en cada partido. A querer seguir jugando. Esa afición incondicional es la que EA Sports quiere conseguir con los nuevos sistemas de competición que está diseñando para el FIFA, gracias a los cuales será más fácil juntarse con otros jugadores para organizar competiciones de aficionados.

La otra gran arma del FIFA es el big data. La cantidad de datos que almacena y procesa diariamente acerca de las preferencias de los aficionados puede ser una extraordinaria herramienta de marketing para los clubes profesionales. O, por qué no, un fabuloso director deportivo: si una gran parte de tus aficionados te dicen, a través del videojuego, cuál es el fichaje que están deseando, la alineación perfecta para el siguiente partido, o quién sobra en el equipo… un buen presidente debería tenerlo en cuenta.

Edición: J. Ocampos / M. Agirrezabalaga
Texto: José L. Álvarez Cedena