TECNOLOGíA

John Cohn, ‘Yoda’ de Internet de las cosas: “En los próximos años los objetos serán inteligentes por estar conectados”

John Cohn, ‘Yoda’ de Internet de las cosas: “En los próximos años los objetos serán inteligentes por estar conectados”

Por Joel Dalmau | 30-09-2015

John Cohn

John Cohn

Fellow de IBM. 'Yoda' de Internet de las cosas

Cuando alguien cultiva con esmero la imagen de “científico loco” (barba y pelo blanco, brazos que giran como molinillos para acompañar a sus palabras) y se autodefine con cierto orgullo como un “científico loco”, probablemente estemos en presencia de un científico loco. En el caso de John Cohn el silogismo se cumple. No sólo por su aspecto o sus palabras -o porque llegue a presentarse como ‘el Yoda de Internet of Things’-, sino por sus 65 patentes en el campo de la electrónica y porque lleva 30 años en IBM. Así es que lo más seguro es que dentro del ordenador desde el que alguien está leyendo este texto, ahora mismo haya un chip que fue diseñado bajo su supervisión.

Licenciado en microelectrónica en el MIT y doctor en Ingeniería Informática por la universidad de Carnagie Mellon, este neoyorquino destila pasión cuando habla sobre tecnología. En su opinión la ciencia es tan hermosa como “la música y el arte”. Y, como sabe todo verdadero apasionado a algo, el paso de la dedicación a la evangelización es muy corto. De ahí que John Cohn dedique gran parte de su tiempo a comunicar las bondades de los avances tecnológicos en cuantos auditorios se le ponen a tiro. Especialmente frente a los jóvenes: su show “Jolts and Volts” (calambres y voltios), en el que juega con la electricidad incluyendo objetos cotidianos como cajas de pizza o pelotas de ping-pong, recorre Estados Unidos habitualmente y ya ha sido visto por más de 50.000 estudiantes.

En la actualidad Cohn es uno de los principales impulsores del denominado “Internet de las cosas”. Su entusiasmo, siempre enorme, no tiene que ver únicamente con la posibilidad de que nuestra nevera se conecte al súpermercado o controlar con el teléfono móvil la calefacción de tu casa. Afortunadamente su utilidad va mucho más allá. Porque los datos recogidos por cualquier objeto cotidiano y su conectividad a través de la banda ancha, permitirá que nuestros coches sean más seguros, los consumos de energía más eficientes y que la telemedicina sea algo común y fiable.