ENTRETENIMIENTO, GAMING, OCIO DIGITAL, TECNOLOGíA

Juguetes que cobran vida delante de tus ojos

Juguetes que cobran vida delante de tus ojos

Por Iván F. Lobo | 14-06-2016

Paul Reiche

Paul Reiche

Fundador Toys for Bob. Creador de Skylanders

Randy Newman supo atrapar con la canción que sirvió como tema principal de Toy Story (“Hay un amigo en mí”) ese lazo mágico de amistad, incomprensible para los adultos, que une a cualquier niño con su juguete preferido. Una emoción pura sólo equiparable, tal vez, a la entrega que acompaña al primer amor; aunque sin la (adorable) idiotez que a todos nos embriaga cuando nos enamoramos. Una muñeca de plástico, un animal de peluche o un robot metálico pueden ser para un niño el mejor confidente, un compinche de travesuras perfecto y hasta una buena excusa para negarse a conciliar el sueño. Por eso todo niño ha imaginado esa mágica posibilidad de que sus juguetes (sus amigos) hablen, caminen y, en definitiva, vivan como nosotros. Una humanización que es universal; de ahí, precisamente, el éxito de la película de Walt Disney y Píxar.

Paul Reiche, el fundador de Toys for Bob, comparte con John Lasseter, director de Toy Story, su capacidad para soñar como un niño. Capacidad a la que añade más de 30 años de experiencia como diseñador de videojuegos. El resultado de esta combinación fue “Skylanders”, que su creador describe como esa “fantasía que todos hemos tenido alguna vez de conseguir que nuestros juguetes cobren vida, y que gracias al poder de la tecnología hemos convertido en realidad”. Reiche se ha tomado siempre el juego muy en serio. Tanto que hizo de ello su modo de vida desde que comenzó a comercializar juegos de rol con su amigo de la infancia Erol Otus, quien terminaría convirtiéndose en uno de los artistas responsables de la exuberancia gráfica de “Dungeons and Dragons”, uno de los títulos míticos del género.

El concepto de toys-to-life que propone “Skylanders” no es nuevo. A finales de los noventa Microsoft lanzó los Actimate (entre los que se encontraban los Teletubbies), una serie de figuras capaces de interactuar con los episodios de series infantiles emitidas por televisión. La tecnología actual, sin embargo, permite ver aquellos experimentos como una ingenua puerta a la modernidad. “Skylanders”, la propuesta de Paul Reiche, va mucho más allá: las figuras del juego se conectan a las consolas o tablets a través de NFC (Near Field Communication) para convertirse en protagonistas del mismo y tienen su propia personalidad, que va evolucionando y queda registrada en el juguete para futuras partidas. La nueva entrega del videojuego permitirá, además, que el usuario diseñe sus propios personajes. Un paso más para que Buzz Lightyear haga realidad su promesa de acompañarnos “hasta el infinito y más allá”.

Texto: José L. Álvarez Cedena