APLICACIONES, TECNOLOGíA

La app de jets privados que quiere abaratar los billetes de avión

La app de jets privados que quiere abaratar los billetes de avión

Por Z. Marcos / J. Ocampos | 09-10-2016

Sergey Petrossov

Sergey Petrossov

CEO de JetSmarter

En poco tiempo no habrá servicio que se escape a los sistemas de geolocalización, las aplicaciones móviles y la recogida de datos (big data) para ofrecer a sus clientes lo que quieren (o lo que las compañías suponen que quieren). Hasta hace un par de años, por ejemplo, compartir un coche para realizar un viaje de una a otra ciudad en España era cosa de estudiantes sin recursos o aventureros nostálgicos del autostop. Hoy, en cambio, señoras recién salidas de la peluquería se atreven a montarse en el mismo coche que muchachas con pelos de colores imposibles y más piercings que años en su cuerpo. E incluso entablar una amistosa conversación, aunque eso ya no está asegurado en el servicio… La denominada economía colaborativa ha revolucionado el concepto de transporte ofreciendo muchas ventajas a los usuarios. Ahora esa misma filosofía llega al mercado del lujo con una aplicación que permite viajar en jets privados sin necesidad de ser propietario de uno.

La idea de trasladar el modelo de un Blablacar o, para ser más exactos, un Uber al mercado del lujo fue de Sergey Petrossov, fundador de JetSmarter, empresa que proporciona vuelos en jets privados al momento a través de una app que puede manejarse desde el teléfono móvil. Por una cuota de 15.000 euros el primer año (10.000 en los siguientes), JetSmater ofrece la posibilidad de acceder a tantos vuelos como el usuario necesite y a prácticamente cualquier lugar del mundo. Petrossov asegura que los costes terminarán por ser más baratos en distancias cortas y que el futuro de la aviación comercial está en iniciativas como la suya. Para personas que viajan mucho, asegura, es una gran ventaja no tener que limitarse a los aerolíneas regulares: “Con JetSmarter no necesitas atravesar el aeropuerto. Puedes presentarte cinco minutos antes de que salga el vuelo, aparcar tu coche en la pista junto al avión y subir al jet”.

Aunque para la mayoría de la población mundial un concepto como JetSmarter suena tan alejado de la realidad cotidiana como un viaje interestelar, lo cierto es que la plataforma de Pretossov ha encontrado financiación con relativa facilidad. Según la publicación Business Insider, ejecutivos de empresas tecnológicas como Goldman Sachs y Twitter, la familia real saudí o el famoso productor y rapero Jay Z, marido de Beyoncé, están entre los inversores iniciales. Gente acostumbrada a servicios tan sofisticados como los que JetSmarter les ofrece, entre otros tener un helicóptero esperándoles en la pista de llegada para trasladarles a su destino final.

Entrevista: Zuberoa Marcos
Edición: Juanlu Ocampos / Douglas Belisario
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
SERGEY PETROSSOV
00:23
Los vuelos y los servicios que ofrecemos son únicos en nuestra empresa y en el sector de la aviación. Nos gusta decir que hemos creado una nueva clase de transporte aéreo. Al principio, pagas una cuota y te unes al club. Esa cuota anual es de quince mil dólares el primer año, y después son diez mil al año.
  Puedes buscar vuelos que ya existan y subirte a bordo. Si es un vuelo que sale a las nueve de la mañana de Nueva York rumbo a Miami y hay tres asientos disponibles, tú, como miembro, puedes reservar uno. Está incluido en tu cuota, no pagas nada más.
  O puedes crearte un vuelo. Si necesito ir de Nueva York a Miami a las nueve de la mañana en un día concreto y no hay ningún vuelo, puedes pagar para crear uno.
SERGEY PETROSSOV
01:10
Nuestro mercado es de dos o tres millones de clientes potenciales. Aún no es para el gran público, es para ese uno por ciento, pero lo hemos abierto mucho más de lo que estaba. Los costes podrían empezar a bajar en los vuelos cortos. Estamos trabajando para que, en el futuro, los vuelos como por ejemplo de Los Ángeles a San Francisco o de Nueva York a Boston operados por aviones pequeños, se les pueda bajar el precio hasta los cien o ciento cincuenta dólares por asiento.
  Si pudiéramos hacer que estos aviones fueran más eficientes, y estuvieran disponibles los martes, miércoles y jueves, y hubiera vuelos continuos entre mercados importantes, veríamos un aumento en el uso.
SERGEY PETROSSOV
01:55
La tecnología móvil nos permite medir los intereses de la gente gracias al sistema GPS. Parte de la fuerza de nuestra empresa reside en saber dónde se encuentran mis clientes, cómo utilizan la plataforma, con qué partes de la pantalla interactúan... Así puedo crear algoritmos de predicción que me digan, por ejemplo, que entre Nueva York y Florida el próximo martes habrá una demanda de treinta y seis asientos.   Sé lo que te gusta, sé dónde te encuentras. La experiencia JetSmarter que te ofrecemos en el vuelo, puedo trasladarla a tierra. Podemos avisar a un restaurante y decirles: “Mi socio acaba de entrar. Es alérgico a esto, le gusta beber esto por la tarde, le gusta este tipo de comida”. Y cuando te sientes en el restaurante te darán un menú personalizado para ti, hecho a medida.
SERGEY PETROSSOV
02:43
Estoy convencido de que la aviación privada es el futuro de la aviación en general. Tal vez tarde treinta años, pero poco a poco el transporte aéreo usará aviones cada vez más pequeños y hará vuelos más frecuentes.