MUNDO, PLANETA, PREOCUPACIONES GLOBALES, TECNOLOGíA, TRANSPORTE

Las 10 grandes innovaciones que cambiarán nuestras ciudades

Las 10 grandes innovaciones que cambiarán nuestras ciudades

Por Zuberoa Marcos | Azahara Mígel | 13-11-2016

Carlo Ratti

Carlo Ratti

Director Senseable City Lab, MIT

Blade Runner (la película dirigida por Ridley Scott) está ambientada en la ciudad de Los Ángeles en el año 2019. Las calles de esta megalópolis triste y desquiciada están constantemente mojadas por una lluvia que, más que limpiar el ambiente, parece contaminarlo. Hay chimeneas por todas partes y edificios gigantescos que componen una arquitectura abigarrada y asfixiante donde los seres humanos aparecen aplastados por toneladas de acero y hormigón. El aire parece insalubre y los coches -incluyendo futuristas vehículos voladores- ocupan todo el espacio. Se trata tal vez de la película que mejor ha mostrado la pesadilla de la superpoblación y el hacinamiento. Ámbitos deshumanizados que trasladan su espíritu lóbrego a los habitantes de la ciudad. Un mundo, en definitiva, desesperanzado y a punto de sucumbir. La fecha en la que está ambienta la película difiere de la elegida por Philip K. Dick en la novela original ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1992 y 2021 en ediciones más recientes), pero en cualquier caso su descripción nos resulta muy familiar. Consiste, tan sólo, en aumentar un par de grados lo que ya ocurre en muchas grandes urbes del planeta. Así pues más vale que pongamos los medios para evitarlo si no queremos que las profecías de la ciencia ficción se conviertan en dolorosa realidad.

Carlo Ratti, desde su cargo como director del Senseable City Lab del MIT, lleva tiempo pensando cómo deberíamos rediseñar nuestras ciudades para adaptarlas a los retos que se aproximan. En la actualidad más de la mitad de la población mundial (alrededor del 55%) ya vive en zonas urbanas. La idea de algunos gurús del mundo digital, que preconizaban un regreso al campo gracias a la descentralización del trabajo producida por los avances de las comunicaciones jamás se cumplió. De hecho, la tendencia es que este porcentaje continúe creciendo en los próximos años. Los problemas derivados de urbes densamente pobladas son múltiples: por poner un ejemplo gráfico, sólo la ciudad de Nueva York produce 33 millones de toneladas de basura al año. Resolverlos necesita un cóctel que incluya inversión, decisión política y nuevas tecnologías aplicadas con inteligencia. Este último ingrediente es el que sabe cocinar con maestría Ratti, por ello el Foro Económico Mundial le ha elegido para la elaboración de diez medidas innovadoras que deben ser implementadas si queremos hacer de las ciudades del futuro espacios habitables.

La receta del ingeniero y arquitecto italiano pasa por soluciones muy ligadas a la cultura generada por las nuevas tecnologías. Y pueden resumirse con un puñado de verbos: compartir, colaborar, reutilizar y regenerar. Ratti es consciente de las dificultades que debe encararse en un mundo tan complejo para llevar a cabo las propuestas del documento aprobado por el Foro Económico Mundial, sin embargo no quiere entregarse a la resignación; asegura que “no podemos estar confiados”, pero sí trabajar juntos “para encontrar la forma de desarrollar las ciudades que queremos en el futuro”.

Entrevista: Zuberoa Marcos
Edición: Azahara Mígel | Douglas Belisario | Marius Cirja
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
CARLO RATTI
00:10
Deberíamos atender al impacto, la puesta en práctica, la madurez de la innovación… Teniendo todo eso en cuenta, hemos llegado a definir las 10 innovaciones urbanísticas del futuro.
CARLO RATTI
00:30
Si pensamos en la ciudad de hoy en día, hay mucho espacio que no se utiliza durante la mayor parte del día o del año. Pero aun así, le damos solo una función. Si juntamos diferentes funciones, podemos utilizar el espacio de manera más eficiente. Así tendríamos una mayor densidad y un consumo de energía per cápita menor en un ambiente más respetuoso.
CARLO RATTI
01:04
Hoy en día, podemos monitorizar la red de agua de una forma muy precisa, detectar fugas, medir el consumo de las personas… Básicamente, si combinamos el sistema de agua con, digamos “Internet”, y desarrollamos algo a lo que podríamos llamar “Aguanet”, tendríamos la capacidad de hacer dos cosas importantes: la primera, gestionar este recurso tan preciado más eficazmente; y la segunda, informar a la gente para que cambien su comportamiento.
CARLO RATTI
01:44
Los árboles son muy importantes tanto por cuestiones medioambientales como por el placer de encontrarse en un entorno verde cuando nos alejamos de los núcleos urbanos. Así que la idea, de nuevo, es ¿se pueden combinar las redes y las redes sociales con la presencia de árboles? ¿Se pueden mapear los árboles? ¿Se puede hacer que la gente se involucre? Sería como una especie de red social de árboles, de forma que se pudiera motivar a las personas para que tuvieran responsabilidad con el conjunto forestal, y también pedir a los políticos que lo mejoraran comparando unas ciudades con otras. Podría convertirse entonces en una herramienta muy importante para monitorizar la cantidad de árboles y mejorarla.
CARLO RATTI
02:32
La bicicleta en sí misma se puede transformar mediante la tecnología. Es uno de los proyectos que hicimos aquí en Senseable City Lab llamado Copenhagen Wheel. Es una rueda que puede convertir cualquier bici en una bicicleta electrónica. Contiene información de cómo los ciclistas se mueven por la ciudad y puede ser de enorme utilidad a la hora de decidir la ruta que quieres seguir. De alguna forma, toda esta información digital nos puede ayudar a diseñar una ciudad mejor y más respetuosa y cómoda con los ciclistas.
CARLO RATTI
03:14
Es muy simple porque cuando se genera electricidad, se emite mucho calor como consecuencia. Y ese calor se podría utilizar para calentar y también para enfriar, a nivel de distritos. Así que, si podemos visualizar todas las corrientes de calor de la ciudad y combinarlas de la manera más efectiva, podemos ahorrar en total muchísima energía.
CARLO RATTI
03:44
Hoy en día, sabemos que las cosas con tecnología son mucho más fáciles de compartir. Como por ejemplo compartir coche o un apartamento en Airbnb. La idea es cómo podemos desarrollar plataformas digitales que nos permitan compartir dentro de la ciudad a una escala mucho mayor. Muchos elementos de infraestructura ya sean para vivir, para trabajar o para moverse, se utilizan una parte del tiempo, aunque no todo el tiempo. Si somos capaces de compartir más, podemos ahorrar mucho a nivel total.
CARLO RATTI
04:26
Lo interesante de los coches autónomos no es el hecho de no tener que poner las manos sobre el volante, sino que un coche autónomo puede llevarte a la oficina por la mañana y después puede llevar a otro miembro de tu familia. O a cualquier otra persona de la ciudad. Lo que se logrará de manera efectiva es crear un sistema que combina el transporte público y el privado.
CARLO RATTI
04:59
En Medellín han encontrado una forma de convertir lugares públicos en sitios informales para reconectarlos con el resto de la ciudad. Y eso, a lo que podemos llamar el “modelo Medellín”; es lo que se ha estado utilizando de forma muy amplia por todo el mundo. Y cuando pensamos primero en estas conexiones físicas, pensamos por ejemplo en los teleféricos que conectan las favelas, una zona desfavorecida, con el resto de la ciudad. Pero también hay otro tipo de conexiones, como una librería que proporciona una conexión cultural y permite a la gente hacer un intercambio. Incluso visualmente, representa una conexión simbólica para que la ciudad entera funcione como un todo.
CARLO RATTI
05:47
Se trata de ir de la iluminación tradicional a los leds y ahorrar mucha energía. Y se puede hacer en las ciudades. Lo primero que podemos hacer es reducir el consumo de energía, pero después ponemos los leds y los ponemos online para poder controlarlos y que estén conectados al ecosistema del “Internet de las cosas”. Y se pueden hacer muchas otras cosas, como a través de sensores monitorizar la calidad del aire o la ocupación o el tráfico o hacer intersecciones más inteligentes… Todo esto, convierte potencialmente la infraestructura de iluminación en una web inteligente en la ciudad.
CARLO RATTI
06:32
Nunca seremos capaces de producir todos los alimentos que se necesitan en Nueva York solo en Nueva York. No hay suficiente espacio y no brilla lo suficiente sol. Pero lo que podemos hacer es introducir mucha agricultura urbana en la ciudad. Y es muy importante, no por la cantidad de alimentos, sino porque nos conecta con la naturaleza, con las estaciones, con la producción en sí misma y con lo que hemos hecho como humanos durante miles de años. Y eso, por sí mismo, es uno de los componentes esenciales de la agricultura urbana.
CARLO RATTI
07:06
No creo que podamos decir hoy en día de manera firme cómo serán las ciudades del futuro, pero lo que podemos hacer es trabajar todos juntos para ver de qué forma podemos desarrollar la ciudad del futuro