APLICACIONES, DEPORTE, FITNESS, GADGETS, TECNOLOGíA

Las zapatillas que se convierten en tu entrenador personal

Las zapatillas que se convierten en tu entrenador personal

Por Zuberoa Marcos | 07-04-2016

Jacob Cho

Jacob Cho

CEO de Salted Venture

Fue en 1979. Un santanderino de 22 años llamado Severiano Ballesteros estaba en condiciones de ganar por primera vez el Open Británico de golf, uno de los torneos del Grand Slam, en el Royal Lytham and St Annes. Ningún español lo había hecho antes. Nadie en el mundo lo había hecho tan joven. Llegó al hoyo 16 con un golpe de ventaja sobre el mejor jugador de la historia, Jack Nicklaus, y su salida desde el tee se marchó directa al aparcamiento. Allí parecía acabar su aventura. Pero en realidad allí comenzó su leyenda. Con todo en contra, con la enorme presión de sentir que estaba a punto de echar a perder la mayor oportunidad de su vida, Seve -desde entonces ya fue para siempre Seve, un diminutivo conocido y admirado mundialmente- realizó un golpe milagroso que remató con un putt excelente para conseguir un nuevo birdie y ganar después el torneo. La forma de jugar aquel hoyo todavía es recordada cada vez que se mencionan los mejores golpes de todos los tiempos.

Nadie sabe si el balanceo de los pies de Seve fue perfecto entonces. Más bien pareció que Taranis, dios celta del trueno, los vientos y las tormentas, se encarnó en su persona para que sus brazos dirigieran su bola con una perfección casi irreal. Hoy, en cambio, después de haber ejecutado el golpe, si Ballesteros hubiera llevado un calzado como el que ha diseñado Jacob Cho, todos sus movimientos habrían quedado registrados para su posterior análisis. Quién sabe si también para que después otro jugador pudiera replicarlo. Pero las leyendas son hermosas porque sólo ocurren una vez.

Lo que propone Jacob Cho es menos poético, pero está al alcance de cualquiera. Gracias a IOfit Smart Balance, a simple vista una zapatilla normal, podemos tener un entrenador personal en nuestros pies. Literalmente. Incluye sensores de movimiento y una aplicación móvil que recoge y analiza los datos enviados. De momento, las zapatillas están preparadas para ser utilizadas en el golf y el fitness, pero el plan es seguir ampliando la oferta a otras disciplinas deportivas. Una propuesta que se suma a un mercado creciente, el de los wearables y la ropa inteligente, llamado a ocupar un lugar central en los próximos años.

Texto: José L. Álvarez Cedena