TECNOLOGíA, TRANSPORTE

Lo que será legal o ilegal hacer con un dron para la UE

Lo que será legal o ilegal hacer con un dron para la UE

Por Azahara Mígel | 15-03-2017

Violeta Bulc

Violeta Bulc

Comisaria europea de transporte

Un informe del Parlamento Europeo describe el mercado de los drones como una “tremenda oportunidad” para la industria aeronáutica europea. Y, aunque advierten de la dificultad de prevenir con exactitud su potencial, estiman que en la próxima década podría representar el 10% del total de la aviación (unos 15.000 millones de euros anuales). La Comisión Europea calcula que en el año 2050 la industria de los drones podrá crear alrededor de 150.000 puestos de trabajo en la eurozona, repartidos entre fabricantes, operadores y otros actores implicados. Se trata, pues, de un asunto que excede por mucho lo que algunos todavía ven como un pasatiempo dominguero y, por lo tanto, hay que prestarle atención desde muy distintas perspectivas, entre ellas la legislativa.

Como sucede con todas las nuevas tecnologías, hasta que llega su implantación generalizada, a su alrededor se despiertan temores y sospechas. En el caso de los drones, la posibilidad de que sobrevuelen lugares sensibles como zonas habitadas, aeropuertos, centrales nucleares o embajadas, los convierten en un peligro potencial, sin contar además con el derecho a la privacidad de las personas (no hay que olvidar que muchos de esto aparatos van equipados con cámaras de foto y vídeo). Hasta ahora la legislación europea en materia de drones se limitaba a un conjunto de leyes fragmentadas, distintas para cada país miembro, heredadas de las normas de aviación civil y, por lo tanto, obsoletas y poco adecuadas para este nuevo fenómeno. Violeta Bulc, comisaria europea de Transportes, es la máxima responsable dentro de este campo en la Unión Europea, y asegura que los pasos que están dando asentarán las bases del futuro: “Queremos crear en el espectro de la aviación una zona especial que se llamará U-Space, que significa espacio aéreo urbano, que podrá ser usado por objetos voladores. Sabemos que los drones no van a ser los únicos vehículos en utilizarlo. Cada vez se está invirtiendo e investigando más en coches voladores y otras soluciones de movilidad aéreas. Creemos que es el momento adecuado para crear normas que puedan incluir a todos estos vehículos”.

Para aquellos que quieran comenzar a volar drones, hay unos cuantos factores que la comisaria europea aconseja tener en cuenta antes de lanzarse con el mando a las calles: “Lo primero que se debe hacer es comprobar si existen reglas locales y asegurarte de que conoces las condiciones en que se pueden utilizar los drones. El segundo es comprobar si llevan el etiquetado de la Comisión Europea y que cumplen todos los requisitos de seguridad y sanitarios. Y, por último, uno mismo debe saber si es responsable, si como usuario de drones puedes hacerte cargo de las consecuencias que puedan originarse”.

Edición: Azahara Mígel | Mikel Agirrezabalaga
Texto: José L. Álvarez Cedena