GAMING, VIDA DIGITAL

‘Missharvey’, la mejor jugadora de esports del mundo

‘Missharvey’, la mejor jugadora de esports del mundo

Por Zuberoa Marcos | Juanlu Ocampos | 21-05-2017

Stephanie Harvey,

Stephanie Harvey, "Missharvey"

Gamer y diseñadora de videojuegos

Stephanie Harvey comparte con Polly Jean Harvey algo más que el apellido. Es verdad que resulta complicado relacionar a dos mujeres de generaciones distintas (la primera nació en 1986 y la segunda en 1969), de dos países muy diferentes (canadiense una, británica la otra) y que se dedican a dos actividades sin relación ninguna: Stephanie es la mejor jugadora del mundo de Counter Strike mientras que PJ es una de las compositoras e intérpretes de rock más importantes de las últimas décadas. La relación hay que buscarla, pues, no en lo que hacen o en coincidencias generaciones -inexistentes-, sino en lo que representan en los ámbitos en los que han decidido abrirse camino. Porque en ambos terrenos, como en casi todos en esta sociedad, la mujer es relegada a un segundo plano por quienes se empeñan en mantener una mirada chata, antigua, estúpida incluso. La coincidencia, obviamente accidental, de los apellidos sirve como excusa para hablar de mujeres pioneras y fuertes, capaces de sobreponerse a las limitaciones que otros tratan de imponer a su sexo. Stephanie no ha necesitado sentarse en un programa de máxima audiencia frente a Jay Lenno, como sí lo hizo PJ en 1993, y explicarle con detalle los pasos que hay que seguir para castrar a un cordero. Pero en cambio ha reconocido en múltiples ocasiones que ha sido juzgada de forma diferente por ser una chica. En una entrevista con la BBC en 2016 aseguraba que “los esports todavía son un club de chicos” y se atrevía a denunciar el sexismo y el trato que soportan las mujeres: “a veces me he preguntado si merecía la pena continuar en un lugar en el que la propia comunidad a la que se supone que pertenezco parece odiarme. Lo hago porque soy feminista, porque creo que las mujeres tienen sitio en el mundo de los videojuegos”.

Stephanie Harvey ha sido cinco veces campeona del mundo de Counter Strike y trabaja además como diseñadora de juegos en Ubisoft. Más que pedir permiso, lo que han tenido que hacer las mujeres para ocupar ese espacio que reclama la jugadora canadiense ha sido conquistarlo. Harvey, junto con Anna Prosser Robinson, Genevieve Forget y Stephanie Powell fundó en 2016 Missclicks, una comunidad dedicada a los videojuegos en la que las mujeres son protagonistas y cuyo objetivo, aseguran en su web, es servir de modelo para otras chicas y crear una cultura geek donde prime la “autenticidad, la igualdad, la unidad y la valentía”.

“Dentro de diez años no hablaremos de jugadoras femeninas, simplemente hablaremos de gente que juega a videojuegos porque todo el mundo lo hará”, asegura Harvey. Si llega ese día, será seguramente porque en el ámbito de los esports, como en tantos otros, se habrá llegado a la necesaria y justa igualdad. Y habrá sido gracias a mujeres como ella.

Edición: Juanlu Ocampos | David Giraldo
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
STEPHANIE HARVEY
00:20
No me veo a mi misma como un modelo a seguir. Me veo como alguien a quien le gusta hacer cosas, cambiarlas, marcar la diferencia. Y si con esto inspiro a otras personas a hacer algo o les animo a que digan: «Yo también quiero ser parte de esto que mola tanto», pues mucho mejor.

Creo que, en lo que tiene que ver con lo público, en cuanto eres alguien conocido en Internet, necesitas ser fuerte. Como soy conocida, cuando la gente compite contra mí, es obvio que se van a centrar en lo que saben de mí, que es que soy mujer. Evidentemente centran sus insultos en eso.

Desgraciadamente, en nuestra sociedad, no hay otra solución más que pasar por el aro, porque si no, tienes que acabar abandonando cualquiera que sea tu pasión, como la mía, si es algo relacionado con Internet. Sinceramente, no estoy dispuesta a dejarlo porque alguien me moleste, así que lo que hago es pasar y ser fuerte.
STEPHANIE HARVEY
01:41
Missclicks fue una iniciativa que empecé hace mucho, como hace cuatro o cinco años. Construimos una red, creo que es lo más importante, la red de Missclicks en Twitch, donde emitimos programas diarios para todo tipo de personas. Cualquier minoría presente en los videojuegos, por cuestión de color, religión, orientación sexual, este tipo de minorías, están todas incluidas dentro de nuestra comunidad.

Cuando creamos esto, había una necesidad y decidimos abordarla. Pero ahora no siento esa necesidad de iniciar un proyecto como Missclicks porque ya hay muchas otras organizaciones que intentan hacer lo mismo. La gente se ha dado cuenta de ello, saben que hay este problema en la comunidad gamer.

La diversidad en los videojuegos es muy importante para la creatividad y los productos que van a las estanterías una vez que se han lanzado. Creo que es una cuestión de que el mundo de los videojuegos era un club para chicos blancos, hace unos veinte o treinta años. Era para gente que tenía dinero, gente que era parte de esa pandilla. Pero ahora es para todo tipo de públicos.
STEPHANIE HARVEY
03:02
Los juegos lo están haciendo muy bien en cuanto a inclusión. Creo que Overwatch es un shooter que, si lo comparamos con Counter Strike, donde solo hay personajes masculinos y pistolas, que solo tiene un modo de juego… Me parece bien, pero Overwatch también es un shooter en equipos, pero en el que existe un entorno inmenso donde cada personaje tiene su propia historia, cada personaje es distinto: desde su origen, de alrededor del mundo, hasta su apariencia y su identidad.

Creo que es muy difícil dar un ejemplo de un juego que no sea inclusivo porque incluso los juegos que no lo son, se dirigen a una comunidad que merece juegos enfocados a ellos. Los juegos especializados, como por ejemplo los de naves espaciales, donde tienes que pilotar una nave, u otros juegos del estilo, están muy enfocados a un público, y no son nada inclusivos. Pero no creo que haya ningún problema con ellos.
STEPHANIE HARVEY
03:58
En la próxima generación, va a ser… no creo que en diez años tengamos que especificar que hablamos de jugadoras, mujeres, porque todo el mundo va a jugar a videojuegos. Todo el mundo es gamer ya. Si pensamos en la gente de quince años para abajo, no conozco a casi nadie que no juegue, aunque sea en el móvil. Son personas que han nacido con la tecnología ya implementada en la sociedad.