ROBóTICA, TECNOLOGíA

Nos alojamos en el hotel japonés gestionado íntegramente por robots

Nos alojamos en el hotel japonés gestionado íntegramente por robots

Por Iván F. Lobo | 04-03-2016

Hideo Sawada

Hideo Sawada

CEO de 'Henn-na Hotel'

En una escena de “Una sirena sospechosa”, comedia de 1967 dirigida por Frank Tashlin, una atribulada Doris Day intenta cocinar un pastel en una cocina ultramoderna plagada de engendros robóticos. La empresa termina en desastre ante la mirada atónita del galán Rod Taylor, quien interpreta a un ingeniero de la NASA convencido de que su prototipo de robot limpiador estará “un día en todas las casas”.

Atónitos se quedan también los huéspedes del Henn-na, un hotel en las cercanías de Nagasaki en Japón, cuando son recibidos en recepción por un velociraptor. Hideo Sawada, el propietario de este peculiar alojamiento, presume de regentar el único hotel en el mundo atendido únicamente por robots y asegura que su objetivo es “crear el establecimiento más eficiente y productivo del mundo”. De momento, además de esta recepción tan poco convencional, en el Henn-na hotel los robots se ocupan, entre otros servicios, de transportar las maletas, las puertas se abren mediante un sistema de reconocimiento facial y todas las habitaciones cuentan con un pequeño robot que regula las luces y ofrece información a los huéspedes.

Se trata de un paso más en un campo en plena expansión. Los denominados robots de servicio están experimentando un importante auge en Japón, donde ya es posible encontrarlos en comercios o bancos; esta misma semana el gobierno japonés anunció que durante el presente año comenzarán a circular en pruebas los taxis robóticos, con el objetivo de comercializarlos a partir de los Juegos Olímpicos de 2020 que tendrán lugar en Tokio.

Hideo Sawada piensa expandir su modelo de hotel a otras ciudades dentro de Japón, primero, para internacionalizarlo después. De momento, y mientras espera a que los últimos avances en inteligencia artificial puedan ser implementados a nivel masivo para que sus robots realicen tareas más complejas, los huéspedes del Henn-na podrán disfrutar en breve de una copa en el robotizado bar del hotel, mientras escuchan música interpretada… exacto, por una orquesta robótica.

Texto: José L. Álvarez Cedena