GAMING, MúSICA, OCIO DIGITAL

El videojuego de realidad virtual para convertirse en una estrella del rock

El videojuego de realidad virtual para convertirse en una estrella del rock

Por Zuberoa Marcos | 01-12-2016

Greg LoPIccolo y Alex Rigopoulos

Greg LoPIccolo y Alex Rigopoulos

VP de desarrollo y Fundador de Harmonix

El rock and roll es ante todo actitud. Vale, a veces también hay que saber tocar. Pero si seguimos las lecciones de Manolo Caracol, un flamenco que se movía con el glamour macarra de las estrellas del rock, lo esencial es la pose, el estilo, la forma de encarar lo que se hace. “Lo importante para cantar bien, a mi entender, -decía Caracol- el consejo que doy a la juventud, es el siguiente: para cantar bien a usted le tiene que gustar muchísimo el vino. Tiene que fumar todo lo que pueda. Le tienen que gustar las mujeres una cosa mala. Tiene usted que ir toda la temporada a los toros. Y luego, si tiene usted buena voz, mejor que mejor”. Lo dicho, actitud. Y una salud de hierro para soportar semejantes consejos.

Lo normal es que la gente tenga mayor estima por su salud. También menos talento (y menos voz) que el mítico Caracol. Pero todo el mundo debería tener la oportunidad de sentirse una estrella del rock alguna vez en su vida. Escuchar a los fans rugir a sus pies. Experimentar la enorme energía que puede transmitir un rif de guitarra bien ejecutado. Las opciones son montar una banda y triunfar (nunca es tarde: los viejos rockeros nunca mueren cantaba Miguel Ríos) o entregarse a la realidad virtual para ser una rockstar a tiempo parcial. “Prácticamente todo el mundo ama la música -afirma Alex Rigopulos, uno de los fundadores de Harmonix (estudio responsable de videojuegos como Rock Band, entre otros)- y en algún momento de sus vidas han intentado aprender a toca un instrumento. Y prácticamente todo el mundo abandona después de unos pocos meses o un año, porque el camino hasta convertirse en un maestro de un instrumento real es demasiado difícil y doloroso”. Rigopulos, graduado en composición por la universidad de Berklee, ha centrado toda su carrera en la creación de juegos que acercaran la sensación de interpretar música a quienes no saben tocar un instrumento. Después de haberse convertido en una de las personalidades más reconocidas de la industria gracias al éxito de las franquicias Guitar Hero y Rock Band, Rigopulos asegura que la madurez en el desarrollo actual de la realidad virtual permite ir un paso más allá para que el jugador viva la experiencia de subirse a un escenario y tocar con una banda.

Aunque ha habido muchas vocaciones musicales que se despertaron gracias a la jugabilidad de sus títulos anteriores, en Harmonix no creen que la función de los juegos sea enseñar a tocar un instrumento. Se trata, simplemente, de disfrutar de la música. Una experiencia que se multiplica con la realidad virtual, puesto que con el nuevo Rock Band se pasa de mirar fijamente una pantalla para no perder la secuencia de teclas, a moverse libremente por el escenario e interactuar con el resto de músicos de tu banda. Los imitadores de Angus Young, sin duda, están de enhorabuena.

Edición: Diego Carabelli
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
ALEX RIGOPOULOS
00:15
A casi todo el mundo le gusta la música, y en un momento de su vida, todo el mundo intenta aprender a tocar un instrumento.

Casi todo el mundo lo deja pasados un par de meses, un año, dos… Porque es muy difícil y doloroso el camino hasta alcanzar el dominio de un instrumento musical.
GREG LOPICCOLO
00:49
Algo de lo que siempre hemos estado orgullosos, tras haber trabajado en Rock Band y Guitar Hero todos estos años es de la cantidad de gente que nos dice que no eran músicos, que empezaron a jugar a Rock Band y de ahí pasaron a los instrumentos de verdad, que han aprendido a tocar la batería o la guitarra. Nuestra intención nunca ha sido enseñar a tocar instrumentos reales con Rock Band, la idea era más bien exponer a la gente a la música y quizá conferirles habilidades rítmicas.

El Rock Band tradicional, te obliga como jugador a mirar a un único punto donde aparecen las notas y a tocarlas todas sin equivocarte. Así es el juego viejo, que es perfecto para la pantalla de televisión. Pero en cuanto nos introducimos en la realidad virtual… Lo que convierte la realidad virtual en algo increíble es la libertad de estar presente en el espacio.
ALEX RIGOPOULOS
01:42
Tienes delante al público animando, tus compañeros de grupo están sobre el escenario junto a ti y puedes experimentar esa inmersión absoluta, sentir que eres una estrella del rock tocando sobre el escenario.

En el mundo de los videojuegos, la creatividad siempre ha sido algo que ha permanecido al margen. Siempre ha habido gente que la ha usado, pero la creatividad en mundo abierto no era algo común en los juegos. Y de pronto, Minecraft acabó con esas ideas preconcebidas. La principal actividad de Minecraft es…es importante ser creativo, el orgullo de la creación y compartir esas creaciones con otros. Esto fue una gran inspiración para nosotros en Harmonix. Pensamos cómo podríamos aplicar algunas de esas ideas a nuestros juegos musicales.
GREG LOPICCOLO
02:24
En Rock Band RV generas tu partitura con la guitarra en tiempo real. Las formas de las cuerdas cambian al apretar los botones del mástil y hay distintas velocidades, así creas nuevos solos y nuevos ritmos con la guitarra. Tienes mucha más libertad para componer la partitura como quieras.

Sentimos que hemos dado un salto de evolución y ahora damos a la gente la posibilidad de tomar sus propias decisiones musicales, algo que ha sido un sueño en Harmonix durante muchos años. Solo durante el último año más o menos he sentido que por fin empezamos a descifrarlo, y empezamos a hacer juegos como Rock Band RV en el que eres un músico de verdad.