EDUCACIóN, TECNOLOGíA

El profesor youtuber que enseña Física a millones de alumnos

El profesor youtuber que enseña Física a millones de alumnos

Por Maruxa Ruiz del Árbol | Malu Barnuevo | 20-12-2016

David Calle

David Calle

Profesor, fundador de unicoos

Para los mayores de 30 años YouTube es un territorio inhóspito. Un planeta apenas explorado rodeado por una atmósfera tóxica y que se antoja lleno de peligros. Es difícil, si se han superado las tres décadas de vida, entender que un adolescente pueda pasarse horas viendo a Vegeta777 construir paisajes pixelados en el Minecraft, o soportar a El Rubius imitando a un tiranosaurio, o entender que los consejos de belleza de Dulceida tienen más audiencia de la que soñará jamás cualquier programa informativo de la televisión. YouTube está habitado y dominado por una extraña raza de alienígenas, los youtubers, que sólo aparecen en los medios tradicionales cuando a algún periodista perezoso le da por preguntar cuánto ingresan por sus vídeos. Y así, entre el desprecio de los mayores y la falta de interés de los protagonistas del fenómeno, se ha abierto una brecha generacional que costará cerrar hasta que los primeros se rindan a la evidencia de que se les está escapando algo y los segundos crezcan para entender que ser joven sólo es algo pasajero.

Llegando de un mundo en apariencia diametralmente opuesto a las normas que rigen el triunfo en YouTube, David Calle ha conseguido convertirse en una estrella de la plataforma. Calle es un ingeniero de telecomunicaciones transformado en educador por causas mayores (se quedó sin trabajo) que ahora aspira a ganar el título de mejor profesor del mundo gracias a sus vídeos. Bien pensado, lo que el español ha hecho es trasladar el espíritu de YouTube a materias como la física, la química o las matemáticas. Y es que no existe absolutamente nada en este mundo que no sea susceptible de tener un tutorial en YouTube: poco importa que lo que estés buscando sea cómo cambiar el latiguillo de una cisterna o aprender a tocar el oboe. Sea lo que sea, siempre habrá alguien lo suficientemente generoso como para compartir esos conocimientos gratis. Si todo el mundo, especialmente los adolescentes, están acostumbrados a buscar lo que necesitan en YouTube, la lógica (eso tan matemático y tan alejado de la educación en demasiadas ocasiones) indica que ese es el lugar donde hay que buscar la atención de toda una generación, habituada a aprender a través del audiovisual. Y eso es lo que ha hecho David Calle.

unicoos, el canal de YouTube de Calle, acumula más de cien millones de reproducciones y cuenta con 680.000 suscriptores. La clave para que lo que comenzó como una idea para ayudar a los 20 niños que estudiaban en su academia, se haya convertido en una herramienta en la que confían millones de chicos en varios países del mundo es la cercanía. “Lo que yo les aporto es energía, pasión, asegura Calle. Me ven casi como a un hermano mayor”. Y también les aporta, no lo olvidemos, un número importante de aprobados.

Edición: Malu Barnuevo | Mikel Agirrezabalaga
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
DAVID CALLE
00:37
Hace 10 años aproximadamente me quedé en el paro, yo soy ingeniero de telecomunicaciones de profesión, y empecé a trabajar en la misma academia en la que había trabajado cuando era más joven, y encontré en la docencia algo que realmente me apasionaba; fundé mi propia academia, y hace 5 años empecé a grabar un par de vídeos en Youtube para que a mis chavales les diera tiempo a entender lo que yo no había podido explicarles en clase.
DAVID CALLE
01:06
Y desde entonces no he podido parar, y lo que en principio era un canal para mis 20 niños de una academia, al final son vídeos que ven millones de alumnos en todo el mundo.

Yo siempre digo que lo que ocurre en un aula es insustituible, pero Youtube a los chavales les aporta dos cosas fundamentalmente, para empezar, pueden parar el vídeo cuantas veces quieran y verlo una y otra vez, y luego Youtube es el entorno en el que ellos han crecido, es donde pasan la mayor tiempo libre incluso, viendo vídeos de otras temáticas, y están siempre ahí, están acostumbrados al formato audiovisual, y prefieren un vídeo antes que un libro, seguro.
DAVID CALLE
01:40
Creo que en mi caso lo que les aporto es energía, es pasión, y el hecho de que me vean a mí también, y no vean solo una mano o una Tablet, pues creo que les da cierta cercanía, ven al profesor al que se están enfrentando y me ven casi como un amigo, alguien que les está ayudando.

Con matemáticas a veces es complicado, y con química también, porque yo no tengo un laboratorio aquí para explicarles qué pueden conseguir realmente a través de la química, pero la física es una asignatura que se presta muchísimos a ponerles ejemplos muy chulos.
DAVID CALLE
02:26
Ese tipo de ejemplos, o por ejemplo cuando explico el péndulo simple pongo un trocito de la película de Spiderman, si consigues que todos esos ejemplitos se queden en sus cabezas, ya no se les va a olvidar que un martillo es mejor agarrarlo por un extremo, o que la masa del péndulo no influye, y ese tipo de cosas se van a quedar ahí para siempre.

Lo que trato fundamentalmente es que vean que todo lo que están haciendo y todo lo que les rodea tiene que ver con la ciencia, tiene que ver con matemáticas, con física, con química, con tecnología… Todo lo que tenemos, incluso el hecho de que tengamos Youtube o de que tengan un móvil, el hecho de que tengan una Tablet, y que haya aviones y que haya coches, todo tiene que ver con la tecnología.
DAVID CALLE
03:09
Siempre les digo que hay alguien que ha estado estudiando muchísimo para que ellos puedan tener ese móvil, y que por qué no, si les encanta, por qué no van a estudiar ciencias para ser ellos los próximos Steve Jobs o los próximos Bill Gates. Pueden hacer muchísimas cosas, además ahora tienen toda la tecnología del mundo a su disposición y unas posibilidades que yo no tenía cuando estudiaba. Si ellos descubren que con sus capacidades y con la tecnología que les rodea pueden hacer prácticamente cualquier cosa, si no les pones límites, yo creo que eso les impulsa a estudiar y a tratar de ser mejores.