EDUCACIóN, SALUD, SOCIEDAD, TECNOLOGíA

Proyectos digitales al servicio de las personas con discapacidad

Proyectos digitales al servicio de las personas con discapacidad

Por Noelia Núñez | 25-06-2017

Mari Satur Torre

Mari Satur Torre

Directora Innovación Fundación Vodafone

Cuando pensamos en cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a personas con distintos niveles de discapacidad, la primera imagen que viene a nuestra memoria es la del físico británico Stephen Hawking, que ha convertido su vida en un ejemplo de superación. Si a pesar de sus dificultades, él ha sido capaz de elaborar algunas de las teorías astrofísicas más avanzadas de nuestro tiempo y dedicarse a la investigación y la docencia universitaria, eso quiere decir que es posible -incluso con enfermedades tan severas como el ELA- mejorar las condiciones de vida de muchísima gente. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, más de mil millones de personas en el mundo sufren algún tipo de discapacidad en distintos grados. En Europa y Norteamérica, esta cifra representa uno de cada cinco habitantes. Conseguir que todos ellos tengan las mismas oportunidades en nuestra sociedad es una labor urgente y necesaria que debe abordarse desde distintos ámbitos.

En esa dirección está orientada gran parte de la labor que realiza la Fundación Vodafone, cuyo objetivo es facilitar el acceso a las TIC de las personas con discapacidad física, sensorial, intelectual y mental, para favorecer su inserción laboral y la accesibilidad a las nuevas tecnologías. Según datos de la propia fundación, desde el año 2009 y hasta agosto de 2016, más de 13.000 personas con discapacidad han realizado cursos de formación, de las cuales más de 1.600 se han insertado laboralmente. Además, también ponen a disposición de estas personas distintas aplicaciones y colaboran con proyectos de innovación.

La comunidad Conectados por la Accesibilidad impulsada por la Fundación Vodafone con la colaboración de Plena Inclusión España, Down España, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Confederación ASPACE, FEDACE y el Hospital Vall D’Hebrón, agrupa a más de 100 entidades que trabajan con personas con discapacidad para lograr estos objetivos. Mari Satur Torre, directora de innovación de la fundación, distingue dos líneas de trabajo dentro de los aportes que realizan: “una dirigida a la gestión de información y de apoyos, que es lo que llamamos la plataforma Mefacilyta; y por otro lado tenemos aquellas soluciones que facilitan métodos de acceso informativos y aumentativos”. Esta segunda línea es la que permite a personas con discapacidades motoras acceder a las nuevas tecnologías.

Javier Tamarit, de Plena Inclusión (que representa a personas con discapacidad intelectual), una de las organizaciones implicadas en el proyecto, cree que “la tecnología equivale a crear oportunidades, a abrir las puertas a la accesibilidad y al aumento de las competencias de las personas”. Igualdad de derechos y mismas oportunidades para todos, esa debería ser la prioridad de cualquier sociedad, y la tecnología puede ayudar a conseguirlo. Ser capaz de elaborar sofisticadas teorías acerca del origen del universo y el nacimiento del tiempo como Stephen Hawking, ya cae dentro de las capacidades de cada uno…

Edición: Noelia Núñez | Georghe Cirja
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
MARI SATUR TORRE
00:25
Ponemos un sitio de encuentro para poder identificar qué puede hacer la tecnología para ayudar a las personas con discapacidad, a los profesionales que trabajan con ellos y en general a todo su entorno para hacer que participen de una forma mucho más activa en nuestra sociedad.
MANUEL ACEVEDO
00:42
Ponemos un sitio de encuentro para poder identificar qué puede hacer la tecnología para ayudar a las personas con discapacidad, a los profesionales que trabajan con ellos y en general a todo su entorno para hacer que participen de una forma mucho más activa en nuestra sociedad.
MARI SATUR TORRE
01:01
Es una oportunidad para estar presente en las vidas de las personas con discapacidad para eliminar barreras que se encuentran en su día a día.

En Conectados por la Accesibilidad podemos diferenciar dos líneas de trabajo. Una dirigida a lo que es la gestión de información y de apoyos, que es lo que llamamos la plataforma Mefacilyta.
MANUEL ACEVEDO
01:26
Desde APACE Toledo utilizamos la aplicación Mefacilyta como recurso de apoyo para evitar que una tercera persona tenga que acompañar siempre a nuestros usuarios.

Tenemos ejemplos como crear cuentas en Twitter, redes sociales distintas, pedir cita previa al médico, el DNI o poder hacer un currículum vítae.

Tenemos un código QR para cada apoyo. Los chicos cogen el apoyo, cogen el código QR en una tarjetita, se lo pueden llevar a casa, la pueden utilizar en el centro o directamente en la calle o en cualquier ámbito.
JAVIER TAMARIT
01:58
Esencialmente hablamos de transformación porque tenemos que transformar nuestra mirada, nuestra cultura, nuestro modo de hacer. Era impensable hace tiempo que las personas con discapacidad intelectual tuvieran teléfonos inteligentes, más quizá por la cultura de que no iban a poder y hoy en día muchísimas personas tienen esos teléfonos.
VANESSA RIVEIRO
02:19
En la Fundación Gil Gayarre utilizamos la aplicación Mefacilyta en el ámbito educativo. La tablet ha traído al aula motivación y entusiasmo, ya que antes se aburrían con el papel y ahora la Tablet les motiva a ver qué es lo que va a pasar después. Y todo eso les tiene sujetos a una atención más centrada.
MARI SATUR TORRE
02:40
Por otro lado, tenemos aquellas soluciones que facilitan métodos alternativos y aumentativos. En algunos casos las discapacidades les impiden interactuar directamente con los dispositivos y eso supone una barrera en lugar de, por ejemplo, utilizar la pantalla táctil, pues podemos facilitarles productos de apoyo que pueden ser pulsadores y en otros casos incluso pues el propio movimiento de la cabeza permite interactuar con los dispositivos.
JAVIER TAMARIT
03:09
La tecnología equivale a crear oportunidades, equivale a abrir las puertas de la accesibilidad, y la tecnología equivale también al aumento de las competencias de las personas.