APLICACIONES, ESTILO DE VIDA, GADGETS, TECNOLOGíA

Ropa conectada: activa la música del smartphone con el botón de la chaqueta

Ropa conectada: activa la música del smartphone con el botón de la chaqueta

Por Iván F. Lobo | 22-11-2016

Ivan Poupyrev

Ivan Poupyrev

Director Proyecto Jacquard, Google ATAP

La industria textil, modesta, milenaria, aparentemente simple, está ligada a muchos de los logros del ser humano. Fue, así lo apuntan los historiadores, motor indispensable en la Primera Revolución Industrial durante la segunda mitad del siglo XVIII gracias al impulso de la máquina de vapor. Y fue también -en su versión exótica y humilde- el arma pacífica con la que Gandhi se enfrentó a todo un imperio. Conquistas tecnológicas y conquistas sociales. Parecía, sin embargo, que en este tiempo de lo digital y la nanoelectrónica, de la robótica y la realidad virtual, la ropa no tendría un papel importante que jugar, desplazada por los dispositivos con los que cargamos a diario.

Nada más lejos de la realidad. La ropa es tal vez el único elemento del que jamás prescindimos. Y por ello precisamente puede convertirse en una excelente portadora de tecnología. La idea de convertir una chaqueta en un sofisticado dispositivo que nos permita controlar y relacionaros de forma inteligente con otros aparatos se le ocurrió a Ivan Poupyrev de la forma más peregrina (que es como suelen surgir las grandes ideas). Fue después de ver a Lady Gaga embutida en uno de sus diseños imposibles, concretamente en el vestido que lució en la gala de los Premios iTunes 2013 en Londres. Aquella prenda incluía una impresora 3D que le permitía lanzar burbujas mientras caminaba, pero era tan engorrosa que la cantante necesitó la ayuda de dos personas para vestirse. Poupyrev, que no era experto en moda, no entró a juzgar los valores estéticos de aquel estilismo, sino sus pocas prestaciones e insufrible incomodidad. Era poco más que un disfraz de feria… pero ahí se encontraba el germen de algo mucho más interesante.

Cuando Poupyrev entró a formar parte de Google, encontró la oportunidad de llevar a la práctica el proyecto. Conseguir ropa inteligente no era nada nuevo: hacerlo a escala industrial, sí. Porque lo que el científico pretendía -y ha logrado- era fabricar un hilo conductor que pudiera adaptarse a la maquinaria y los procesos que usa actualmente la industria textil. “Cada vez que colocas tu teléfono en el bolsillo de tu chaqueta, la conviertes en una chaqueta inteligente”, aseguró en una entrevista para Wired, “el único problema es que el teléfono y la chaqueta no se hablan entre ellos. No tienen conexión. Con este trabajo podemos cerrar el circuito”. Poupyrev, que dirige el proyecto Jacquard en Google, sueña con un mundo en el que nuestros cojines, cortinas, pantalones o sábanas estén conectados al resto de nuestros dispositivos gracias a sus hilos mágicos.

Una magia tal vez aprendida en Disney, donde Poupyrev desarrolló técnicas para convertir cualquier superficie -desde el agua a flores- en un dispositivo táctil. Ahora quiere implementar esta misma idea en la ropa. Y hacerlo a nivel industrial, para lo que ha estudiado la fabricación de los tejidos hasta conseguir que sus hilos sean igual de resistentes que los que utilizamos ahora a los agresivos procesos de fabricación y diseño. Muy pronto, imagina Poupyrev, podremos programar el despertador rozando la almohada, subir el volumen del televisor acariciando el sofá, o activar el GPS tocando un botón de nuestra chaqueta.

Edición: Diego Carabelli
Texto: José L. Álvarez Cedena

Transcripción de la conversación
IVAN POUPYREV
00:29
Intentamos integrar la tecnología en lo que la gente ya lleva puesto, es decir, la ropa. Una chaqueta, un vestido o unos pantalones pueden conectarse a Internet hoy en día y permitir el acceso a sus servicios.
IVAN POUPYREV
00:56
Estamos trabajando ahora mismo con Levi´s para sacar al mercado el primer producto con tecnología Jaqcuard. Y será una chaqueta. Así, mientras uno va en bici, puede acceder a sus aplicaciones directamente desde su ropa, sin tener que buscar algo en los bolsillos. Las manos quedan libres y puedes usarlas para otra cosa.
IVAN POUPYREV
01:25
Esto solo es un ejemplo de todas las aplicaciones que se le puede dar a esta tecnología. Hay toda una serie de situaciones en las que estás ocupado con algo, tienes las manos ocupadas, como cuando estás yendo en bicicleta, esquiando, operando… Todo tipo de situaciones en las que no podemos distraernos. Llevamos viendo esta transformación durante muchos años. Desde que empezaron los ordenadores, que eran máquinas enormes y se necesitaba personal cualificado para utilizarlos, y poco a poco se han vuelto más y más pequeños y podemos llevarlos más cerca del cuerpo. Hemos pasado de ordenadores de sobremesa a teléfonos móviles y de ahí a la tecnología wearable. Y creo que esta tendencia continúa. Los ordenadores están desapareciendo y se están integrando en el mundo que nos rodea. 
IVAN POUPYREV
02:18
En el futuro queremos abrir esta plataforma a los desarrolladores. A medida que la plataforma vaya estando más disponible y sea más conocida, por ejemplo, un músico podría crear una chaqueta con la que hacer scratch en sus actuaciones, o un director de cine podrá integrar un disparador para su cámara.
IVAN POUPYREV
02:37
La gente podrá diseñar videojuegos y videojuegos multijugador a tiempo real y en espacios reales, como por ejemplo ahora Pokémon Go. Es algo nuevo que está sucediendo. Yo lo veo más como una manera de desarrollar la creatividad de la gente de una manera muy sencilla y en el mundo real.