TECNOLOGíA

Samy Kamkar, hacker y experto en seguridad, te ayuda proteger tu ordenador, tu smartphone… tu coche

Samy Kamkar, hacker y experto en seguridad, te ayuda proteger tu ordenador, tu smartphone… tu coche

Por Zuberoa Marcos | 27-01-2016

Samy Kamkar

Samy Kamkar

Hacker e investigador en seguridad

La primera vez que Samy Kamkar se conectó a Internet tenía 10 años. Lo hizo desde un ordenador que su madre le regaló para que estuviera ocupado durante el verano. Tal y como contó después a la revista Wired, esa primera experiencia le marcaría de por vida. Al pequeño Samy se le ocurrió desafiar a unos tipos en un chat de IRC y el resultado fue que su recién estrenado monitor se pintó con el temible y característico pantallazo azul de Windows. Lejos de arredrarse, aquello le animó a investigar y convertirse en un precoz hacker, capaz de emanciparse a los 16 años y montar una empresa de voz por IP (Fonality) que hoy continúa existiendo y da trabajo a 200 personas.

Poco después el nombre de Samy Kamkar se haría famoso entre la comunidad hacker… y el FBI. El 4 de octubre de 2005 aprovechó una vulnerabilidad del sitio MySpace e introdujo un gusano que se expandió por un millón de ordenadores en tan solo 20 horas, antes de que los responsables de la comunidad echaran abajo el sitio para repararlo. Aquello había comenzado como una broma -el virus tan solo añadía a Kamkar como amigo a otros usuarios y mostraba un mensaje de texto- pero se le fue de las manos. Su idea le obligó a estar tres años alejado de Internet por una orden judicial y, como afirma Jeremiah Grossman, fundador de WhiteHat Security (una de las compañías de seguridad más importantes de Estados Unidos) “cambió la industria para siempre”.

Ahora Kamkar dedica sus esfuerzos, como tantos otros hackers, a descubrir fallos de seguridad y advertir a las compañías para que puedan solucionarlos. En su canal de YouTube demuestra que es posible hackear los mandos a distancia de los coches, tomar el control de drones, abrir puertas de garajes o replicar tarjetas de crédito. Toda la tecnología es vulnerable y él nos lo muestra porque, afirma, “sólo cuando entiendes algo puedes protegerte de ello”.

Texto: J. L Álvarez Cedena