CIENCIA, DIVULGACIóN, EDUCACIóN

El tipo que te convencerá de que las matemáticas son la profesión del futuro

El tipo que te convencerá de que las matemáticas son la profesión del futuro

Por José C. Rodríguez Mata | 08-06-2016

Cedric Villani

Cedric Villani

Matemático. Dir. Instituto Poincaré

Ir más allá de uno mismo y dominar el mundo“. Esta máxima podría haber salido de la imaginación de Stan Lee y Jack Kirby en forma de lema tatuado en el brazo de Charles Xabier, el poderoso fundador de los X-Men. Sin embargo se trata de la inscripción que aparece en el anverso de la Medalla Fields -un premio otorgado cada cuatro años que distingue a los mejores matemáticos del mundo- rodeando la cabeza de Arquímedes. Muy pocas personas están en posesión de esta medalla, lo que podría interpretarse como que son muy pocos quienes tienen la capacidad de “dominar el mundo”. Uno de ellos es Cedric Villani.

Bautizado por los medios de comunicación, ansiosos por etiquetar cualquier fenómeno, como el “Lady Gaga de las Matemáticas”, el científico francés llama la atención por su estrafalario aspecto. Su porte de poeta romántico no escamotea detalle: media melena cuidadosamente cortada, levita, pañuelo de seda (siempre con lazo Lavallière) y broche gigantesco en forma de araña prendido de la solapa. Pero, una vez que la fascinación por sus ropas decae, brillan sus palabras. Y, sí, entonces Villani se muestra como lo que es: una mente privilegiada que ha elegido ejercer como embajador del patito feo de las ciencias.

Tras ganar la medalla Fields, Cedric Villani se convirtió en una celebridad mundial gracias a su capacidad para explicar de forma amena y comprensible lo que para la mayoría es un arcano inextricable. Una relevancia pública que le habría horrorizado hace años, según confesó en una entrevista para el New Yorker: “era el niño más tímido que uno pueda imaginarse. La simple idea de hablar en clase me hacía sudar, ponerme colorado y sentirme confuso“. Ahora en cambio Villani recorre el planeta de punta a punta pontificando en conferencias acerca de la importancia de las matemáticas, colabora en medios de comunicación, concede entrevistas e incluso ha publicado un libro que fue un best-seller en Francia. Todavía no domina el mundo, pero podría hacerlo…

Texto: José L. Álvarez Cedena