CIENCIA, MEDICINA, SALUD, TECNOLOGíA

Así son los rayos T, más seguros y versátiles que los X

Así son los rayos T, más seguros y versátiles que los X

Por Iván Lobo | Noelia Núñez | 01-11-2017

Rubén Criado

Rubén Criado

Creador de Luz WaveLabs

Leganés, una ciudad situada al sudoeste de Madrid, no es Silicon Valley. Pero desde allí también es posible alumbrar y hacer crecer una empresa de tecnología punta que se sitúe a la cabeza de la innovación en un terreno tan poco conocido hasta ahora como la radiación de teraherzios. La empresa en cuestión es Luz WaveLabs, creada en 2013 por Rubén Criado, sobre la base de su tesis doctoral en la universidad Carlos III de Madrid. Dando por hecho que la mayoría de los mortales desconocemos las nociones mínimas de la electrónica y la fotónica como para entender de qué habla Criado cuando se entusiasma con las posibilidades de los rayos T, lo mejor es recurrir a los ejemplos comparándolos con los archiconocidos rayos X. Estos son una forma de radiación electromagnética que puede atravesar objetos, de ahí su extendida utilización en medicida (las radiografías) y en dispositivos de seguridad para ver los contenidos de un recipiente cerrado. El problema con los rayos X es que pueden producir alteraciones en la materia y, dependiendo de la dosis, incluso provocar cáncer en los seres humanos. Los rayos T son también radiaciones electromagnéticas con unas propiedades similares a los rayos X, pero al portar menos energía no alteran la materia y, por lo tanto, resultan inocuos. Si hasta ahora esta radiación por teraherzios no ha sido más utilizada es porque sus costes son muy elevados, no se sabía cómo amplificar la calidad de la señal y requieren unas capacidades técnicas complejas. Unas limitaciones que pueden pasar a la historia en un futuro muy cercano si iniciativas como las de Luz WaveLabs continúan desarrollándose.

Los rayos T permiten detectar a distancia y sin contacto todo tipo de materiales, proporcionan gran cantidad de información de sustancias, son muy sensibles al agua y, además, se trata de una radiación totalmente segura. Sus aplicaciones prácticas pueden aportar un gran avance en terrenos muy diversos como la biomedicina, la seguridad, la ciencia (en radioastronomía o espectroscopia), análisis de estructuras y materiales, conservación de obras de arte, defensa, o telecomunicaciones, entre otros. En la actualidad Luz WaveLabs fabrica un generador fotónico de terahercios con una calidad de señal un millón de veces superior a la mejor solución comercial existente. Pero el futuro puede deparar descubrimientos aun más interesantes asegura Criado: “Nosotros ya hemos conseguido meter gran parte de nuestro sistema en un primer chip que estamos testeando. Por ahí pasa la democratización de la tecnología. Nos abre todo un nuevo rango de información para i+d o para nuevas posibilidades en estudio de proteínas, por ejemplo. Ahora estamos viviendo el desarrollo de esta tecnología que permitirá explotar esas posibilidades”.

Edición: Noelia Núñez | Cristina del Moral
Texto: José L. Álvarez Cedena