APLICACIONES, CREATIVIDAD, MúSICA, TECNOLOGíA

Las apps que te permiten “dibujar” sonidos para hacer música

Las apps que te permiten “dibujar” sonidos para hacer música

Por Ben Gordon | 01-10-2017

Mouse on Mars

Mouse on Mars

Músicos

Si preguntáramos a los aficionados al hip hop clásico -esos para quienes no se ha vuelto a dar un fenómeno musical tan grande como lo que ocurría en las calles del Bronx a finales de los setenta- quién es el más influyente de los pioneros, algunos de los nombres más recurrentes serían, sin duda, los de Gran Master Flash, Grand Wizzard Theodore o Kool Dj Herc. Muy pocos, en cambio, mencionarían el nombre de Roger Linn, tal vez porque un diseñador industrial parece pintar poco entre tanto maestro de los ritmos. Sin embargo las aportaciones de Linn a la música hip hop y electrónica (en especial las cajas de ritmos como sus míticas Akai MPC) resultaron indispensables para su evolución. Sin ir más lejos, los componentes del grupo alemán Mouse on Mars, uno de los más influyentes en el panorama de la electrónica de los noventa, han vuelto su mirada hacia él para diseñar aplicaciones móviles con las que hacer música. Jan St Werner, uno de los componentes del grupo, reconoce que con fluXpad, su app más reciente, “la idea es la misma que había a finales de los ochenta con los MPC, con los que la comunidad del hip hop y la gente hacía ritmos. Era básicamente un conjunto de paneles que golpeaban y tocaban como un instrumento de percusión. Nosotros queríamos la misma plasticidad, el mismo impacto en la máquina real”. fluXpad es un secuenciador de samples que permite “dibujar” los sonidos en una pantalla táctil. El resultado es que consigue llevar la música electrónica, acusada en ocasiones de fría, al terreno de lo físico.

Esta incursión en la programación de aplicaciones es una evolución lógica en un grupo como Mouse on Mars. El dúo de Dusseldorf (a quienes se une Oliver Greschke como productor) nunca se ha caracterizado por la ortodoxia: empezaron muy pronto a incluir instrumentos convencionales en sus shows electrónicos y a investigar con distintos estilos. De ahí que su curiosidad les haya llevado a diseñar y producir sus propios generadores de sonidos. Si fluxPad -producto de la colaboración entre Mouse on Mars, Jan T. v.
Falkenstein, Florian Grote y TeaTrackses- es la versión digital (y evolucionada) de una caja de ritmos clásica, WretchUp es una brillante gamberrada. “Es incontrolable. No conozco ninguna aplicación para móviles que sea tan destructiva”, bromea Andy Toma para referirse a una app que ha sido un éxito y que permite modificar cualquier sonido grabado previamente para, por ejemplo, convertir la voz humana en una guitarra.

Jan St Werner, Andy Toma y Oliver Greschke aseguran que sus aplicaciones permiten una aproximación más intuitiva a la creación musical, y defienden los smartphones como verdaderos instrumentos musicales de bolsillo. “El único problema, dice Toma, es que puedes estar usando el teléfono en directo y que te llame tu madre…”

MoMinstruments

Edición: Ben Gordon | David Castañón
Texto: José L. Álvarez Cedena